Ventajas de envasar al vacío los alimentos

La conservación de la comida ha sido por años una práctica diaria muy inconsciente: el hecho de guardar la cena que quedó del día de hoy en una taza para conservar por uno, dos o quizá tres días después es la forma de preservación más convencional. Por supuesto, también tenemos otras que hacemos inconscientemente durante la preparación de comidas, por ejemplo, cuando preparamos boquerones u anchoas, cuando ahumamos las carnes o escaldamos las verduras… Cada una de ellas son técnicas que dependiendo del alimento del que se trate, extienden su vida útil.

Una de las técnicas de conservación más utilizada en los últimos años es: el envasado al vacío, la cual consiste en extraer el oxígeno existente en una bolsa o recipiente y sellarlo herméticamente. Hasta hace poco era el secreto de la cocinas industriales y aunque parezca un proceso extremadamente complicado y que requiere máquinas de tamaño Goliat, la verdad es que es tan sencillo que parece tonto, ¡y nada de máquinas a lo bestia!


Beneficios de envasar comida al vacío

comida al vacio

Si el producto no tiene una textura o forma que no quieres dañar, es apto para envasado. La ventaja principal es que es la técnica que prolonga la vida útil de los alimentos por mayores períodos de tiempo, esto se debe a que los microorganismos aeróbicos que descomponen la comida necesitan oxígeno para vivir y reproducirse.

En segundo lugar, las propiedades organolépticas de la comida, es decir, el sabor y olor se mantienen intactas, ¿cuántas veces no has guardado en una taza en el refrigerador alguna comida que a los tres días, aunque está buena y el sabor está intacto, tiene un olor ácido que te repugna los sentidos al instante?

Como tercero y no menos importante, ayuda a ahorrar una cantidad incontable de tiempo que puedes invertir en ti. Si eres de las personas que se levanta temprano a preparar comida tanto para ti como para más personas y dispones de tu sueño reparador para hacerlas, puedes optar por envasar al vacío los alimentos preparados de una o dos semanas y comerlos tan frescos como si estuvieran recién hechos.

Por otro lado, como cuarto. El sellado hermético evita que los olores y sabores de otros alimentos o incluso del mismo refrigerador sean absorbidos por la comida y tampoco permite que la comida se queme, se forme capas de hielo o se deshidrate con el frío.

¿Qué podemos envasar al vacío para conservar mejor los alimentos?

Frutas

Se pueden envasar cualquier tipo de fruta y se preservarán durante 2 o 3 semanas. Algo que debes tener en cuenta es que al envasar algo, esto se aplastará y perderá parte de su forma original.

Carnes y pescado

Ambos pueden mantenerse frescos y perdurar hasta año y medio. Ten en cuenta que el color rojizo de la carne se lo da la sangre oxigenada y al no tener oxígeno el color se torna púrpura.

Quesos

El queso envasado al vacío puede durar alrededor de 2 años y conservar su sabor; sin embargo, solo será así si es un queso duro, los quesos blandos no se conservan porque están expulsando suero constantemente.

Dulces

Las tortas, galletas y dulces de repostería en general pueden durar alrededor de 2 semanas, conservando su textura y armonía de sabor.

Alimentos gaseosos

Los alimentos como el coliflor, las coles de bruselas o el plátano desprenden gases a lo largo de los días, para envasar estos alimentos lo más recomendable es escaldarlos (pasar por agua hirviendo de 5 a 10 minutos) antes de envasarlos al vacío de manera que puedan durar dos semanas o tres sin ningún problema.

¿Como envasar al vacío?

El proceso de preservación se puede hacer en casa. Existen dos maneras de hacerlo una manera manual y una "industrial": de manera manual existen unas tazas especiales para sellar al vacío, pero existe otra manera que se utiliza comúnmente, esta consiste en utilizar frascos de vidrio, meterles el contenido (no muy lleno) y colocarlos a hervir durante 20 minutos dentro de una olla para luego dejarlos reposar y meter al refrigerador.

De manera "industrial" existen máquinas que extraen el oxígeno de las bolsas o tazas, generalmente, el tamaño de estos equipos es mucho menor que el de una impresora de nueva generación pueden; vienen en dos formatos: bolsas plásticas tipo ziplo con extractor de oxígeno y un sellador de plástico o también una taza con una cavidad especial para la extracción de oxígeno.

envasadoras al vacio

Algo tan sencillo como hacer de la conservación de alimentos un hábito brinda ventajas sorprendentes a nuestra vida: más tiempo para dedicar a nosotros mismos y a nuestras familias, disminuye el consumo innecesario y fomenta la reducción de desperdicios, así mismo, estas ventajas conllevan a beneficios secundarios como la ayuda e incentivo a la planificación y mejora de la salud mental. Los buenos hábitos desarrollan bienestar físico y mental.

¡Echa un vistazo a nuestro catálogo de envasadoras al vacío y elige la que más se adapte a tus necesidades!


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado